Archive for the ‘me pasa sólo a mí?’ Category

la que se emociona

31/05/2010

Estaba haciendo compras, nunca hago las compras. Fui a la dietetica, y nunca voy a la dietetica (salvo cuando me agarra la locura de esas dietas que solo me duran media tarde).
Estoy en la cola para comprar y escucho Muse, y pensé que era la radio, pero me emocioné  ”alguien en mi barrio escucha Muse y trabaja en esta dietetica!”. Sonrío.
Espero que termine el tema, me distraigo pidiendo lo que iba a comprar y escucho Dani Umpi. No lo podía creer, si la persona que elegía los temas ponía Muse y después inmediatamente Dani Umpi, esa persona tenía que ser mi mejor amiga o mi futuro esposo. Sonreí más.

Listo, no podía ser mejor, en la dietetica seguro trabajaba el futuro amor de mi vida y traía con el una combinación perfecta: Música genial y comida LIGHT.

Dejé de sonreír (para empezar a regirme de mí misma) cuando noté que una chica me miraba mal y me dí cuenta de que tenía el mp3 del celular en altavoz.
Y llego a la conclusión de que me emociono muy fácil, pero… ¡Qué emocionante que fue ese medio minuto!

Anuncios

lección de vida

10/05/2010

Capaz era el momento de ebriedad cuando me lo dijeron, o tal vez era que tenía ganas de ir a Niceto y no a la Trastienda.

Pero, Niceto y la Trastienda no son lo mismo. Y quedan muy lejos el uno del otro.

ontopic: Me invitaron a un recital gratis en La Trastienda. Llegué tarde y llegué a Niceto. Ahora soy el chiste del grupo (bueno, ya lo era un poco)

amen.

18/03/2010

En una semana, me dieron el asiento del colectivo/subte dos veces (no, no me volví un mamut de un día para otro). Esa misma semana me piropearon como nunca antes en mí vida.
Vieron que dicen que las mujeres embarazadas son más lindas o a los hombres les parecen más lindas?

Bueno, tengo dos opciones:

O estoy más gordita y a los hombres les gusto más así
O el espíritu santo estuvo haciendo de las suyas y yo todavía no me di cuenta.

easy as A B C

25/12/2009

el otro día, un chico me quería sacar a bailar, pero antes de hacerlo me dijo:
-con tu historial, tengo miedo de sacarte a bailar y que te esguinces, o te rompas una pierna, o te lastimes, te caigas o te pase algo.
se rio, y yo me ofendí.

ayer confirmé que tenía razón… me rompí el dedo chiquito del pie derecho… bailando.

nos vamos poniendo viejos…

21/12/2009

sentirme vieja:
que a todos las personas que entraban al boliche conmigo les hayan pedido DNI (y casi todos hombres más grandes que yo) y a mí NO.

y como volver a sentirme joven al segundo:
entrar al boliche y darme cuenta que soy la persona más joven (veinte años más joven) de todo el lugar.

(a veces tendría que consultar adónde me estan llevando)

sobre nacer torpe

07/12/2009

(ayee.)   &destroy dice:
*yo estoy bien, aunque me esguince la misma rodilla otra vez!

margot dice:
*cómo hiciste para hacerte mierda all over again?

(ayee.)   &destroy dice:
*muy simple, se nace torpe.
*me estaba sentando al lado de este muchacho.
*no sé, pero me hice la sexy o QUE
*y me fui a la mierda, mi cuerpo entero se doblo de una forma extraña, y mi rodilla se quedo en el lugar. o algo así
*(”me hice la sexy”)

margot dice:
*JAJJAJAJAJAJAJAJA fue muy gracioso como lo dijiste

(ayee.)   &destroy dice:
*te juro que no se
*fue muy cómico sospecho
*porque el no podia parar de reirse
*mientras yo sufría de dolor
*igual me trajo hielo y se me calmo un poco el dolor, pero él no podia parar de reír.

margot dice:
*jajajajjajaja
*esa situación te hace protagonista de una película indie

los hombres tienen ganas de complicarme la vida

31/10/2009

a veces quiero hablar de los hombres de mí vida (?) acá, y usar para referime a ellos sólo iniciales.
por ejemplo: ‘ayer lo ví a P, qué lindo es salir con alguien nuevo y que te guste, y poder olvidarme sin problemas de R’
el único problema que tengo, es que los últimos cinco (CINCO!) hombres que me gustaron, con los que salí, con los que deje de salir, con los que me mande cagadas, con los que me dí besos, con los que me mandé mensajes, que extrañé, que garché, que etc, todos comparten la misma inicial.
y no voy a complicarme la vida poniendo A1, A2, A3, A25, así que directamene elijo un poco de privacidad (al fin!)
y el problema no está solo en no poder comentar algunas cosas. no! ojala fuera sólo ese el problema.
el problema real está en los mensajes de texto, porque están uno al lado del otro y eso claramente conmigo solo puede significar una cosa: mandarme cagadas.

y fija que cuando me sepa el nombre verdadero de Mariano, me va  a decir: me llamo Alejo.
a lo que le voy a decir: tanto te costaba llamarte Diego!?

imán de locos p.I

10/09/2009

decidí que no me voy a tomar taxis nunca más (o por lo menos sola, o podría dejar de responder todo lo que me preguntan, o podría hacerme la muda), igual todos sabemos que me va a durar un día.

el lunes estaba yendo a la psicóloga y fuí en taxi porque es cerca y porque salí a la hora que tenía que estar entrando, y la conversación fue una de las conversaciones más bizarras de mi vida.

taxista: tenés cara de ser de huracan.
aye: eh?! em, no.
taxista: uhh, perdón…sos de san lorenzo?
aye: no, tampoco…no me interesa el futból.
taxista: entonces…no viste el partido el sábado!?!?
aye: eh, no…
taxista: por lo menos no sufris
aye:
(silencio)
taxista:
y trabajas, estudias?
aye: *queleimportaseñor* ambas
taxista: y estas yendo a trabajar ahora?
aye: no, a la psicóloga.
taxista: aaah, qué problema tenés?
aye: qué? ninguno…
taxista: *memira* cuanto tiempo estuviste con él?
aye: qué?
taxista: cuanto tiempo salieron?
aye: eh..
taxista: creés en él? (mientras señala una estampita de jesus)
aye: la verdad que no
taxista: vos pedile una señal y el te la va a dar, y no vas a necesitar más novios y psicólogos.
aye: bueno
taxista: no, de verdad…el es nuestra razón en esta vida.
aye: (!)
taxista: de qué signo sos?
aye: sagitario
taxista: como yo, vas a sufrir mucho en la vida, pero sos muy espiritual…créeme, pedile una señal.
aye: me bajo aca, hasta luego.
taxita: no te olvides, pedile una señal!

estoy muy segura que me hablan porque tengo cara de buena y de que no me da la cara para decirles que no tengo ganas de escuchar las cosas que me quieren contar.